La gestión de RRHH en las pymes

El elemento más importante en las organizaciones son las personas. Esta es una máxima de los RRHH que hoy pocos directivos desconocen. Sin embargo, son muchas las pymes que continúan reticentes a modernizar sus políticas de personal a través de una gestión eficaz de los recursos humanos, pese a detectar pérdidas en materia de productividad, eficiencia y rentabilidad, siguen sin contar con una dirección de recursos humanos.

Por qué es tan importante la gestión de RRHH en las pymes

La gestión de RRHH no es solo un aspecto relevante para las multinacionales y las grandes empresas,  sino que también afecta a las pymes, porque para crecer es necesario atraer, retener y desarrollar el talento en todos los niveles organizativos.

Tanto en una pyme como en una gran empresa cualquier problema que afecte al personal impacta de manera directa e inmediata en el desarrollo del negocio. Normalmente en las pequeñas y medianas empresas, el departamento de recursos humanos se limita a la liquidación de sueldos y a realizar trámites administrativos, sin desarrollar e implantar estrategias para la gestión de su personal y la administración de los recursos humanos.

Dejar la gestión de personas en manos del director general, cuyas capacidades y cometidos son otros, supone que la política de RRHH se limite a cuestiones administrativas y acciones formativas. Se trata de un error grave muy común; es necesario trabajar y desarrollar estrategias que ayuden a la mejora de la gestión personal en las organizaciones.

Todo ello deriva a menudo en la inexistencia de una estrategia el desarrollo del negocio, la desorganización interna, el descuido de la calidad, losflujos de trabajo inflexibles y descoordinados, actitudes poco colaborativas, mal clima laboral, etc…aspectos nefastos para el desarrollo y la optimización empresarial. En definitiva, no se invierte tiempo en evaluar la capacidad de la empresa para generar resultados positivos.

A través de una gestión eficaz de las personas, la empresas consiguen mejorar la productividad, ganar en eficiencia y en consecuencia, mejorar su rentabilidad. En el estudio de la rentabilidad influyen factores como:

– La estrategia, dirigida a mejorar el nivel de servicio y la calidad.

– Los procesos, integrados y con flujos de trabajo flexibles capaces de adaptarse a cada situación.

– La tecnología, con capacidad para integrar todas las áreas de la empresa y asegurar su gestión distribuida.

– Las personas, que son quienes definen la estrategia, diseñan los procesos, eligen la tecnología y que aportan sus capacidades en una actividad colaborativa.

Las empresas necesitan personas capaces de hacer bien su trabajo, de entusiasmarse y de entusiasmar con su trabajo, de crear entornos eficaces y eficientes. En definitiva necesitan atraer, retener, desarrollar y trabajar el talento.

¿Es demasiado cara la gestión de RRHH en las pymes?

Muchas pymes desconocen el alcance que puede tener en sus cuentas de resultados una buena política de gestión de rrhh, quizás porque nunca se han parado a valorarlo. Pero lo cierto es que, supone un coste puntual que se recuperará en el futuro. El principal motivo que alegan las pymes a la hora de rechazar la gestión de rrhh, es que “contratar un especialista representa un coste que no pueden asumir”. Mucho más lejos de la realidad.

Nadie en la empresa dispone de tiempo para realizar funciones tan importantes y necesarias como definir puestos de trabajo y valorarlos, diseñar estructuras organizativas eficaces, seleccionar personas, formar y desarrollar los conocimientos y las capacidades, marcar pautas de planes de carrera, establecer criterios retributivos, abordar las relaciones laborales de forma enriquecedora, fomentar un liderazgo motivador, crear canales de comunicación interna, velar por el clima laboral, etc.

Las posibles intervenciones en materia de rrhh que puede necesitar aplicar una pyme requieren del conocimiento experto de una consultora y la utilización de unas herramientas concretas para llevarse a cabo. Las consecuencias de no hacerlo pueden conllevar a resultados negativos o por debajo de los objetivos establecidos.

Las pymes tienen que aceptar y entender que las personas son la base real del negocio y han de focalizar sus prioridades en la captación (seleccionando a los mejores perfiles y evitando que la rotación de personal perjudique al negocio); el desarrollo (formando a los profesionales para sean los más cualificados posible); el reconocimiento (premiando el buen rendimiento) y el equipo (generando espíritu de pertenencia y motivando al personal). Es necesario realizar un diagnóstico para detectar las posibles necesidades en cada organización, para seguidamente trabajar en la optimización y la gestión de los recursos humanos a todos los niveles.

Soluciones para la gestión de RRHH en las pymes

Es difícil cuantificar cuántos trabajadores ha de tener una empresa para que disponer de un departamento de RRHH interno sea rentable, pero lo cierto es que, contar con profesionales especializados en personas supondrá que la mejora de la gestión personal contribuya a conseguir beneficios que cubrirán fácilmente el gasto en el que se incurre.

Existen diferentes soluciones a medida que disminuyen los costes, como contratar una consultora de recursos humanos que realice el diagnóstico de necesidades y diseñe las soluciones e intervenciones, con un coste puntual que se recuperará posteriormente. Otra opción es la de incorporar un Interim Manager que cubra temporalmente esta función, desarrollando el proyecto para la mejora de la eficiencia y la rentabilidad.

 

 

Blog Arestora

2 thoughts on “La gestión de RRHH en las pymes

Comments are closed.