Alcanza el éxito en las entrevistas

Alcanza el éxito en las entrevistas para brillar, mostrar tu experiencia y conocimiento y transmitir que eres la única persona idónea para el puesto que deseas conseguir.

Alcanza el éxito en las entrevistas

Aunque cada entrevista es única y su estructura difiere según el tipo de posición a seleccionar, el nivel del puesto y la empresa, hay algo que es común en todas las entrevistas: es un proceso bidireccional: la empresa busca decidir si eres la persona correcta para el puesto y tú estás decidiendo si la empresa y la posición cubren tus expectativas profesionales (salario, funciones, etc).
No existen normas estrictas para las entrevistas, pero sí una serie de recomendaciones que todo/a candidato/a puede seguir:

Acude a la entrevista preparado/a

Realizar una entrevista es una habilidad que puedes mejorar con preparación y práctica. Cuando hablamos de preparación hay una serie de puntos clave sobre los que reflexionar:

  • Conócete a ti mismo

La mayoría de las entrevistas de trabajo giran en torno al curriculum. Por lo tanto, es crucial que entiendas por qué has escrito cada frase y que puedas justificar cada una de ellas a todos los niveles. La empresa querrá averiguar más sobre las acciones, el resultado y tu papel en ellas en cada puesto de trabajo.

  • Conoce el perfil al que vas a optar

Antes de cada entrevista deberías recibir una descripción del puesto, bien en el formato del anuncio original, bien como documento aparte. Si enviaste tu candidatura a través de un consultor de selección, él debería haberte contado antes de la entrevista que es lo qué quiere la empresa y cómo gestionar la entrevista.
Toda esta información te permitirá estructurar tu experiencia y conocimiento para maximizar el impacto. En lugar de simplemente ir a una entrevista y contar los hechos importantes de tu CV, usa la descripción del puesto para relatar tu experiencia sobre el mismo. De esta forma incluirás hechos de tu currícula, pero también otra información pertinente al puesto que no cubre el mismo.

  • Conoce el sector

Buscar información sobre la empresa es una buena manera de impresionar al entrevistador, pero si realmente quieres destacar, averigua el estado del entorno en el que operan. Muestra un interés y comprensión profunda de su sector y su competencia para que vean que lees sobre el tema y entiendes el entorno en el que quieres trabajar.
Las páginas web pueden darte información de las cifras de empresas de todo el mundo, mientras que sitios como finanzas.com o eleconomista.es te pueden mantener al día de las últimas noticias de las empresas o de tu sector. Las publicaciones de bolsa también contienen una información muy amplia que remarcará los problemas que afectan o pueden afectar a la empresa en la que quieres trabajar. Este tipo de publicaciones te permiten subscribirte a sus noticias para recibir alertas por correo.

  • Conoce tu valor añadido

Las consultoras de selección se basan en la entrevista para ver si tu experiencia y conocimiento pueden cubrir sus necesidades. Esperan que muestres tu comprensión del negocio, el sector y te harán probar como puedes ayudarles a solventar sus necesidades actuales y futuras. Lo harán a través de una serie de preguntas clave diseñadas para entender por qué quieres el trabajo, cuáles son tus fortalezas, cómo llevarías a cabo el trabajo y por qué marcarías la diferencia. Para responder a estas cuestiones de forma efectiva necesitarás dar muestra de forma clara y concisa de cómo tus éxitos anteriores pueden estar relacionados con el perfil que buscan. Los hechos y cifras te serán muy útiles.

Alcanza el éxito en las entrevistas

  • Positividad

Adoptar una actitud positiva es probablemente el factor más importante de una entrevista. No deberías usar la entrevista sólo como una oportunidad de mostrar tus habilidades técnicas necesarias, sino también para mostrar que estás lo suficientemente motivado como para llevar a cabo el trabajo y que tienes la personalidad correcta para el puesto. Centrarte en una actitud positiva hacia el trabajo, excelentes habilidades de comunicación (oral y escrita), fuertes habilidades interpersonales, confianza, flexibilidad, liderazgo y capacidad de automotivación, asegurarán que lo das todo y harás difícil que te rechacen. No importa cómo te sientas con tu última empresa, no te sientas tentado a mostrar negatividad, daría mala imagen de ti. Si tu entrevistador te ve como alguien que critica fácilmente, podrían ser conscientes de tu actitud, así que céntrate en lo positivo.

  • Buena respuesta

Los entrevistadores no están ahí para intentar ponerte trampas, de hecho un buen entrevistador querrá que te sientas cómodo y estar seguro de que das todo lo que puedes. Su trabajo es realizar preguntas que te pongan a prueba para conseguir entender como funciona tu mente.
Cuando te pregunten, no te sientas tentado de responder rápidamente. No es un problema que te tomes un momento para reflexionar, pensar qué quieres decir y compararlo con lo que crees que quieren oír. Cuando respondas tienes que estar seguro de dar buenos ejemplos de STAR (Situación, Tarea, Acción, Resultado) para demostrar qué has conseguido previamente y cómo pueden estos éxitos contribuir al puesto para el que estás siendo entrevistado.
Habla positivamente sobre resultados, beneficios, ganancias y productividad, para demostrar cómo de orientado estás hacia el éxito. Muestra que te ciñes a los hechos, sé sincero y claro en los puntos que estás remarcando.

  • Buena pregunta

Preparar preguntas relevantes e incisivas para formular en la entrevista mostrará que estás centrado en las prioridades y alcance del puesto de trabajo, así como en la estructura y naturaleza de la empresa y que buscas formas de mejorar y marcar la diferencia. La clave es impresionar al reclutador.
Debes evitar preguntas que pueden ser contestadas con una búsqueda rápida en Google o en su página web, ya que podrían hacerte parecer poco preparado o interesado.
Intenta imaginar qué preguntas haría el candidato perfecto para el puesto…¡y asegúrate de que eres tú!

  • Y finalmente alcanza el éxito en las entrevistas.

Después de todo lo anterior, podrías despedirte simplemente con un apretón de manos y un “gracias” y dejarlo ahí, o si quieres aumentar tus opciones para ocupar el puesto, podrías hacer un seguimiento de la entrevista con un email a las personas que te han entrevistado para reforzar tu compromiso. Si te decantas por esta alternativa, usa la oportunidad para demostrar tus ganas de conseguir el puesto, tu determinación para obtener el éxito y comenta cualquier problema que haya surgido durante la entrevista.
Si no consigues el puesto, no te vengas abajo. Si eres rechazado, tómatelo como una oportunidad de mejorar tu desempeño en ocasiones futuras. Si no tienes éxito, aprovecha la oportunidad para pedir feedback y quédate con los comentarios que te hagan para cuando te presentes al próximo puesto de trabajo.
Recuerda que entrevistarse es una habilidad, que la preparación y la práctica son necesarias para marcar la diferencia y alcanza el éxito en las entrevistas.

Visita nuestro portal de empleo para descubrir todos los procesos de selección que tenemos en activo , podrás regístrarte en nuestra base de datos  y recibir la alerta de empleo que estabas esperando.

Blog Arestora